martes, 17 de enero de 2012

No dejes que nadie apague tu luz


---

















No dejes que nadie apague tu luz, porque es tu luz y necesita su lugar, en ocasiones no es demasiado grande, aunque sea un fogonazo, un relumbre de instante, pero es tu luz, vivaz, tuya. Y si alguien te hiere con su soliloquio de acíbar, o acaso en su sombra quisiera ocultarte, intuye la señal y sal corriendo como corren los guepardos, y vuelve a ser luz, que te invada y refleje en la gente que quieres, o lo que es lo mismo, en la gente que te quiere.

*

16 comentarios:

  1. Amiga Isabel; El es la luz del mundo y de EL la recibimos.
    Un afectuoso saludoi.

    ResponderEliminar
  2. Amigo José María, no iba por ahí, aunque toda luz es bienvenida.

    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola querida Isabel, sabio consejo que me va que ni al pelo.

    Cariños

    ResponderEliminar
  4. distinguida Poetisa, usted me ha creado un gran indecisión, no se si quedarme con la belleza de sus letras, su contenido, o quedarme con esa imagen tan certera y bellamente escogida....solucionado, me quedo con ambas, felicitacionessssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  5. Gracias Gloria, no lo tomes como un consejo ( que ya se sabe ( vendo consejos que para mí no tengo) tómalo como una máxima de vida y no permitas, no permitamos que nadie nos haga daño a sabiendas.

    Un beso enorme, amiga mía.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, amigo anónimo, quédese con ambas cosas entoces, está usted en su casa y siempre es bienvenido.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Dentro de ti hay una lampara que brinda luz y aclara las oscuridad de los desaciertos, de los temores. Esa luz que emerge de ti hay que compartir para los que viven en la oscuridad total y otros que pese a que hay luz no lo ven. Excelente metáfora Isabel, te felicito.
    Víctor Manuel Guzmán
    Quito Ecuador

    ResponderEliminar
  8. Nuestro blog cumpre 3 años y nos gustaría de poder tener tu presencia en nuestro Farol.

    Acepta un pedazo de pastel y una copa de champán y hace con nosotros un brindis por muchos años más de buena y sana Amistad.

    Besitos y abrazos de

    Argos, Tétis y Poseidón

    Um Farol chamado Amizade

    ResponderEliminar
  9. Gracias Víctor por la buena lectura que has hecho de mis letras, encantada de saludarte, un abrazo hasta Quito desde Asturias.

    ResponderEliminar
  10. Siempre acertadas tus palabras, desprenden una sensibilida digna de alabanza.
    un placer leerte nuevamente.

    ResponderEliminar
  11. con estas palabras, como dejar que la luz se apegue? imposible. Es mejor mantenerla encendida.

    como siempre, un placer leerte. Es curioso, tus palabras, tus versos inspiran, despiertan la poesia que hay en quien te lee.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Y si dejamos que apaguen nuestra luz habremos perdido la dignidad y nuestro camino para convertirnos en corderitos humillando la testuz ante aquel mismo que nos la robó (la luz, por supuesto).

    Gracias por el consejo.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. solo un ser luminosos como el vuestro es capaz y tiene el don de revelarlo en hermosas palabras

    ResponderEliminar
  14. Cuánto tiempo sin saber de ti Tyrma, gracias por venir y dejar tu huella en mis letras, abrazos.
    **********

    Qué bueno saber que mis versos inspiran a quien viene y se lleva una parte de ellos, así es la poesía, amigo mío, no del autor, sino del lector... Abrazos
    *************

    Tú lo has dicho amiga Narci, hay que ser y dejar ser, estar y dejar estar, un beso enorme.
    **********

    Mi luz es chiquita, pero la fuente de energía son las personas a las que quiero, por eso ellos y ellas alimentan mi felicidad y mi amor.Abrazos...

    ResponderEliminar
  15. Isabel,siempre tuviste tu luz propia,no lo dudes...
    Te hemos echado de menos siempre.Tu eres dueña de tu tiempo,de tus letras y de tu generosidad,que nos la dejas como gota cristálina y mágica en cada poema.
    Mi felicitación y mi abrazo grande siempre,amiga.
    FELIZ SEMANA
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  16. Querida amiga María Jesús, no hablo de mí, aunque seguro que a todos nos ha pasado alguna vez, que nos hemos sentido o nos han hecho sentir de menos, (o tal vez nos lo hemos tomado así, aunque no fuera intencionado)
    Mi luz, de tenerla, jeje, es la mía, y grande o pequeña (según el día) no la cambio por ninguna otra.

    Muchas gracias por echarme de menos, tengo abandonados vuestros blogs, tenéis que perdonarme, entro poco, publico poco, y es que ya no sé qué deciros, tengo esa sensación de que mis palabras son siempre las mismas,de que aporto muy poco en mis comentarios, auqnue sé que el apoyo del lector cuenta mucho para el autor.
    A todos y todas os sigo leyendo con el mismo cariño, respeto y admiración de siempre.

    Un beso agradecido por tus siempre cálidas palabras.

    ResponderEliminar