lunes, 28 de enero de 2013

La tristeza de las algas



















Allá, a lo lejos,
la silenciosa luz de un horizonte amurallado,
y una nube vigía que aglomera en su manto de lluvia el olvido.

Soy la sombra del liquen con estambres de llama,
la lentitud de lágrima salada
que se enrama fértil a un lamento de hoja;
entre mis brazos el mar, sumamente oscuro y mío,
la desolada ola que tirita en las jarcias del destino.

Ninguna posesión me sostiene
y todo tengo, hasta los pies fríos.

No soy mujer poema, -esa es otra, la que puede morir en tus orillas-
Soy bejuco del norte, aunque amanezco al sur,
soy el miedo con trenzas
o azumbre de ventisca leve.
Y hoy, sólo hoy
me rindo a la tristeza de las algas.

*

11 comentarios:

  1. Muy bello, Isabel, se percibe esa tristeza de alga en cada verso. Todo el poema me ha gustado pero destaco dos versos en especial que me llegaron, más el segundo de ellos puesto que he sentido ese abrazo:

    "la silenciosa luz de un horizonte amurallado"
    "entre mis brazos el mar, sumamente oscuro y mío"

    Un fuerte abrazo, mujer poema =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Liz, una sonrisa y un abrazo grandote para ti.

      Eliminar
  2. Para miedo con trenzas: No es malo rendirse a la tristeza de las algas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi abrazo para ti también, Amando, gracias por venir.

      Eliminar
  3. Terrible es la tristeza cuando la oscuridad del mar nos atrapa y envuelve con algas y olas frías.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay días para todo, Narci, y desde la poesía se sacude una un poco de esos días... un beso.

      Eliminar
  4. Qué bien escribes, Isabel. Cómo me gusta este poema.

    Un beso enorme
    Ana

    ResponderEliminar
  5. Isabel,gracias por tu visita,amiga.
    Espero que todo vaya bien.Hace tiempo que no vengo a tu espacio,me alegro volver,a veces me limito a contestar comentarios por falta de tiempo...
    Tu poema,nos muestra esa tristeza del invierno,húmeda y gris,pero inmensamente fuerte en su interior,germinando la esperada primavera...
    Un placer volver a leerte y llenarme de nuevo de esa naturaleza encendida de contrastes y matices...
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu bella inspiración y creativo poema.
    Feliz semana,Isabel.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, M Jesús, yo tampoco dispongo de mucho tiempo para visitaros a todos como me gustaría, estamos todos en lo mismo, pero nunca me olvido de vosotras/os y siempre vuelvo donde sé que hay poesía y sentimientos que me atrapan, gracias por venir, todo va bien por aquí, espero que tus hijos sigan bien con sus respectivas vidas y un abrazo enorme para ti.

      Eliminar
  6. Vuelvo sobre esta Tristeza de las algas. Un poema excepcional, sin duda.

    Un fuerte abrazo
    Ana

    ResponderEliminar