jueves, 27 de junio de 2013

Es su beso agua miel para mi boca


Es su beso agua miel para mi boca
manantial que rebosa mi plantel,
lujuria de su lengua por mi piel
-me besa, sabe que me vuelve loca-

Deseo son sus manos si me toca,
al tacto de su roce soy rondel,  
divino escanciador de moscatel,
-me mira y su sonrisa me provoca-

Su vientre junto al mío es la alcairía
y el rocío que nutre mi cairel,
a desboque en sus muslos moriría

para brotar de nuevo en su vergel,
cual maná de deseo estallaría
consumiendo la llama en su alhamel.


*


Un viejo soneto revisado.

8 comentarios:

  1. Te echábamos de menos, mi etílica sed de poesía, mi diccionario de sinónimos, y yo.
    Gracias por escribir, que ya es bastante en estos tiempos de noescribientes.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Amando, este es un poema que ya tiene su tiempo y lo he intentado arreglar un poco, así quedó. Sí, aunque ha llovido mucho hay sequía poética, al menos por la parte que me toca, pero he querido publicar unos poemas para actualizar el blog que hacía ya tiempo que no se movía.

    Te deseo un feliz verano, en breves volveré a estar con todos vosotros, más disponible, más como antes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Fenomenal soneto, amiga Isabel, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, siempre tan amable, José María, un abrazo.

      Eliminar
  4. Un soneto muy jugoso y apasionado
    Un abrazo Isabel

    ResponderEliminar
  5. Precioso soneto con sabor a beso y tacto de deseo.

    Besos y bienvuelta.

    ResponderEliminar
  6. ¿Miel para mi boca? tus palabras son miel para mi alma, bellas palabras. Saludos.
    seducción

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por dejar vuestra huella, Samuel, Narci, Anónimo, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar