sábado, 29 de marzo de 2014

Sumiller

*

Tenso y ácido, delicado afinamiento
casi meloso, con ribetes impulsivos
del glamour más irrespetuoso.

¿Cosquilleante? Sólo a altas temperaturas.

Y ese leve dulzor, comme il faut
su beso fresco y especiado
del amante que retiene taninos de canela.

Qué decir, su paso por boca
deleita en su marcada calidez
y abrumador carácter de arcilla,
bouquet de sensaciones en mi copa.  

*

3 comentarios:

  1. El persistente retrogusto de tus versos... ABrazos, siempre

    ResponderEliminar
  2. Toda una experta en catar licores y besos. Leyéndote casi podemos percibir el sabor de ambos.

    Besos

    ResponderEliminar